Curso de traducción médica en Santiago de Compostela

Curso de traducción médica en Santiago de Compostela

Los días 24 y 25 de febrero se celebró en Santiago de Compostela un curso de traducción médica organizado por la Asociación Galega de Profesionais da Tradución e da Interpretación (AGPTI). El profesor fue Fernando Navarro, y con eso ya debería bastar para dar una idea de la calidad y los contenidos del curso, que yo intentaré resumir, al menos en lo referente a dos temas, que considero los más importantes: el concepto de fidelidad en la traducción científica y la traducción de nombres de fármacos.

¿Corrección o comunicación?

¿Corrección o comunicación?

Con frecuencia el traductor se enfrenta a la necesidad de elegir entre el término correcto y el término que tiene más posibilidades de entenderse. Podría decirse que tal dilema es imposible, ya que, por principio, si la lengua es de quien la habla, lo correcto es precisamente lo que se va a entender. El problema, al menos para el traductor de textos médicos, es que el español de la medicina es en buena medida una lengua traducida y que el cumplimiento del ideal de comunicación implicaría escribir en una especie de spanglish: en un porcentaje altísimo de casos, el término popular, divulgado, el que utilizan los profesores de medicina en las facultades, el que prefieren los investigadores, el que emplean los expertos en sus conferencias, el que publican las revistas de vanguardia es el calcado, el anglicado, el copiado sin apenas adaptación; mientras tanto, el término español considerado correcto languidece lejos de las páginas de las publicaciones y las bocas de los conferenciantes. ¿Qué debe hacer, pues, el profesional del lenguaje que se ve obligado a encontrar soluciones que concilien comunicación y corrección?